Fibra Óptica

La diferencia de los anteriores medios de transmisión guiados, la fibra óptica utiliza rayos de luz en lugar de señales eléctricas para el envío de datos. Para ello se utiliza en uno de los extremos de la transmisión un elemento que genere luz, con la Longitud de Onda adecuada, a partir de la Información digital que se quiere transmitir. La luz generada en el emisor se canaliza por un cable formado por un material adecuado para guiarla, normalmente fibra de vidrio. En el otro extremo del sistema de transmisión existirá un elemento que convierte la luz en impulsos eléctricos. Por tanto, un sistema de transmisión por fibra óptica está formado por tres elementos:

  • Transmisor
  • Cable de fibra óptica
  • Receptor

El cable de fibra óptica está cuidadosamente diseñado para transportar señales de luz. Se trata de un cilindro de pequeña sección flexible, conocido como núcleo, con un diámetro del orden de 8 a 125 mm (como comparación, el diámetro del cabello humano es del orden de 50 mm) por el que se transmite la luz. el núcleo está recubierto de un material similar al del propio núcleo, pero con un índice de refracción menor a fin de mantener toda la luz en el interior de él. Recibe el nombre de revestimiento. a continuación viene una cubierta plástica (normalmente PVC) para proteger el revestimiento e impedir que cualquier rayo de luz del exterior penetre en la fibra.